La indumentaria tradicional originaria de Huixtán, Chiapas ha caído en desuso y actualmente la mayoría de las artesanas desconocen el estilo antiguo. Con el objetivo de reforzar y preservar los tejidos de los Altos de Chiapas, el Centro de Textiles del Mundo Maya, impartió a través de la maestra bordadora tsotsil María Luisa Hernández Severino en 2016, el Taller de Bordado Antiguo de Huixtán. 

   
Impacto, en colaboración con el Centro Textiles Mundo Maya, becó a tres artesanas del grupo de Bochilté, Huixtán, con el que se trabaja desde 2014: Lucía. Reyna y Carmela. El objetivo fue acercarlas a los diseños antiguos de su comunidad y darles nuevas herramientas técnicas para desarrollar su trabajo artesanal.

 

 

Una vez concluido el taller, tomaron el compromiso de replicar lo aprendido con sus compañeras de grupo y con cinco personas más de su comunidad. En total, este taller se replicó con más de 20 niños y niñas de su comunidad y las artesanas becadas vivieron la experiencia de cambiar de rol, siendo ahora las maestras. De manera que no sólo compartieron lo aprendido, sino que reforzaron su proceso de formación para beneficio de otros.

 

Más tarde, María Justina Ricárdez, diseñadora oaxaqueña, impartió el taller de joyería bordada tridimensional en Huixtán y en el Centro Textiles Mundo Maya, con lo cual las artesanas reforzaron los conocimientos adquiridos en el taller de bordado antiguo para crear estructuras tridimensionales que posteriormente puedan funcionar como productos comercializables.

En 2017 la estrategia será crear una colección que conjunte el aprendizaje de ambos talleres, creando historias del entorno vivencial de las artesanas.

Por medio de una metodología participativa contarán aspectos de su vida a través de objetos y productos que se puedan portar; generando una colección de accesorios para mujer, de las que en unos meses y les tendremos más noticias.

2017-02-20T18:04:16+00:00