mitontic ago 19 2015

Nuestro equipo de campo acaba de tener su primera visita a Mitontic.

Mitontic está muy cerca de Chenalhó, pertenece a los 9 municipios más marginados en Los Altos de Chiapas, pero, irónicamente, tiene uno de los más impresionantes paisajes entre las comunidades que hemos visitado hasta ahora: el pueblo se encuentra justo debajo de un enorme, verde y hermosa montaña, muy cerca de las nubes. Allí fuimos recibidos por Rosa, una artesana que nos contactó a través de Yoli, otra artesana de Zinacantán, que conoce de cerca nuestro trabajo con mujeres.

Rosa nos dijo que el traje original de Mitontic está casi perdido, hay muy pocas ancianas que aún lo conservan como un tesoro, pero no lo usan más, pues usan el traje que copiaron de sus vecinos de Chenalhó. Rosa dijo que la copia ocurrió hace unos 20 años, por lo que para las personas que no son de la comunidad, es muy fácil confundir a las mujeres de ambos municipios. Sin embargo, aunque es triste que estas mujeres han perdido su traje identitario original, no todo está olvidado, en la actualidad, las mujeres de Mitontic producen de vez en cuando blusas para vender; hechas a mano, con el bordado de diamante tradicional y algunos de los símbolos que utilizaban en su traje tradicional anterior.

Apesar de los esfuerzos por mejorar la economía familiar con la venta de artesanía, los ingresos provenientes de sus textiles son escasos y las ventas no son suficientes para cubrir sus gastos y lograr una mejora en el ingreso familiar. Esa es la razón por la que Impacto les ofreció participar en nuestro programa de capacitación para mejorar sus habilidades técnicas, y la próxima semana tendremos nuestra primera reunión formal para evaluar más a fondo la situación del grupo y proponer el inicio del plan de estudios adecuado para su situación..


Mitontic, representa grandes desafíos para la organización, no sólo por su nivel de marginación
y pobreza, sino porque la comunidad se muestra algo hermética, con cierto recelo al contacto con las personas de fuera. Sin embargo ante los retos, nos sentimos listas para comenzar nuestro trabajo con este grupo, y esperamos que a más mujeres en la comunidad les interese nuestra visión sobre el empoderamiento a través de los textiles y el trabajo artesanal. Especialmente, porque, nuestro trabajo requiere la participación y la plena dedicación y comprensión de las involucradas, para así, en conjunto, lograr aumentar su autoestima y sus habilidades, obteniendo como resultado un verdadero empoderamiento y una mejora en su calidad de vida presente y futura.