Casa de Mujeres: «Adriana Aguerrebere» 25 - mayo - 2022 Impacto

Por Karla Aguerrebere

Imagen de entrada

El día 22 de agosto es un día que Adriana y las mujeres artesanas de Santiago el Pinar comparten; un día de transformación, de abrir las alas y de trascender.

La inauguración de La casa de las Mujeres de Santiago el Pinar “Adriana Aguerrebere”, es la culminación de uno de los grandes sueños de Adriana. Es un espacio donde, de la mano con el Consejo Municipal de Mujeres, se fortalecen sus derechos humanos, y las convierten  en agentes de cambio en su comunidad y para su comunidad.    

Pero este gran acontecimiento no es obra de la casualidad, es el resultado de una historia de vida, amor y compromiso. Y por ello, quiero compartirte un poco de esta historia.

Haber crecido en México observando importantes desigualdades en los estilos de vida, especialmente de las mujeres que la guiaron como persona y con las que trabajó en su carrera profesional, llevaron a Adriana a forjar una visión enfocada en mejorar y brindar  oportunidades para todas las mujeres mexicanas: niñas, jóvenes, mujeres adultas y ancianas.

Este fue el gran motor que la llevó a fundar NGOimpacto en el año 2012  y su prioridad a lo largo de estos años de trabajo. En este tiempo formó un equipo de líderes, en su mayoría mujeres profesionales, que aportan su talento para desarrollar un trabajo de “mujeres colaborando con mujeres”, una red de apoyo e intercambio de conocimientos donde todas y todos salimos fortalecidos. Adriana, impulsó con sus acciones un cambio significativo entre las mujeres más vulnerables que viven en México para que todas juntas podamos vivir en una sociedad que ofrezca les ofrezca un trato igualitario, con los mismos derechos y sobre todo, una vida digna.

Mujeres Santiago

 

Siempre comprometida en promover la igualdad de oportunidades y justicia social, centró  todos sus esfuerzos en apoyar a más y más mujeres de los pueblos originarios en la zona Altos de Chiapas contribuyendo así el Lekil kuxlejal la armonía de vida personal y colectiva.

¡Hacer el bien, haciéndolo bien!  

Adriana, ¡gracias por inspirarnos y enseñarnos que los sueños se vuelven realidad! Quienes tuvimos el privilegio de conocerte, quererte, admirarte y compartir tu trabajo, estamxs segurxs de que no sigues acompañando, tu legado perdura y trasciende en La Casa de las Mujeres de Santiago el Pinar  “Adriana Aguerrebere”.

¡Wokolaval, Kolaval, Gracias!